Blog

El viernes 13 de marzo de 2020, el Estado español decretó el Estado de Alerta, y prohibió la libre circulación en todo el país. Dos días después, el domingo 15 de marzo, a las 20:00 horas (Lima), el Estado peruano decretó Estado de emergencia en su territorio, bajo las mismas condiciones. Ambos países, como varios otros desde ese momento, entraron en cuarentena.

El sábado 7 de marzo de 2020 (una semana antes de decretarse el Estado de Alerta), uno de los vuelos de la compañía aérea X, que despegó de Lima el día anterior, aterrizaba en la capital española trayendo a la tercera integrante de PPS. El objetivo inicial era reunir al equipo durante dos meses para trabajar, tomar vino y cañas, diseñar nuevos proyectos, pasear por Casa del campo y el parque Pradolongo, establecer un sistema de trabajo a distancia más efectivo, comer algo nuevo cada domingo en El Rastro, caminar mucho, viajar al interior, registrar la experiencia, entre otras actividades. Solo algunas de estas pudieron ser realizadas.

Dado el contexto, el equipo en cuarentena propuso una dinámica de trabajo que permitiese aligerar la preocupación por la situación sanitaria principalmente en Perú y en España. Y, a la vez, nos permitiese seguir creando, explorando, procesando, imaginando y liberándonos a nuestra manera.

Es así como nació el Laboratorio interno de creación, que cumple como objetivo principal: acompañarnos a través de procesos creativos sin mayores pretensiones.

La metodología seguida en la siguiente:

En una bolsa de tela fueron depositados papeles pequeños con palabras sueltas escritas en ellos. Cada integrante colocó un promedio de 20 papeles. Cada día, una de nosotras saca un papel al azar, y la palabra que leemos debe ser trabajada por cada una, haciendo uso de cualquier tipo de formato creativo.

 Al inicio, se trabajó un material por día y se conversaba por las noches acerca del proceso.

Luego vinieron la modorra…El desánimo…El Teletrabajo…Los cursos gratis…Las ideas complejas que requieren más tiempo para ser elaboradas…Los aplausos en las ventanas…Las noticias por internet…Las llamadas familiares…El organigrama para hacer las compras por turnos…La pereza…La incertidumbre…Los planes B, C, D para conseguir dinero…El miedo…Los posibles síntomas…Las mascarillas…El mercado vacío…El nuevo menú…La repartición de la limpieza…La espera…Los mensajes de dos presidentes…Las películas liberadas…El granizo…Los colectivos organizando ayudas en dos zonas horarias…La postergación de vuelos…La cancelación de planes…Zoom…

Así que, en este blog, queremos simplemente compartir hasta donde llegamos en este poco más de un mes de confinamiento. Con sus días mejores y sus días peores. Con lo que llevamos encima, con lo que seguiremos procesando.

Gracias especiales a Andrea Gianella y Jesed Mateo, por acompañarnos en dos de las experiencias de manera voluntaria.

Seguimos

Tormenta     

Diálogo